8 de marzo

Todos los días me acuerdo de las mujeres de mi vida. De mi madre, un saquito de responsabilidades que se sigue desviviendo por sus hijos, que ya pasan la treintena. De mis abuelas, tan distintas, tan geniales. De mis tías, de las que están y las que se fueron, todas en mi corazón. De mis…

Detalles

Messy order

Muchos cambios venideros, y yo, viéndolos venir. Y echándote de menos. Y sabiendo que te voy a echar de menos más que nunca. Te habría encantado. Es un mal sueño largo, una tonta película de espanto, un túnel que no acaba lleno de piedras y de charcos. ¡Qué tiempo este, maldito, que revuelve las horas…

Detalles

Y ya son ocho

El tiempo pasa que se las pela. Da miedo. Vuela. Igual los treinta me hacen hablar como el abuelo cebolleta, pero parece que fue ayer cuando te morías de risa viendo a Faemino y Cansado, cuando te emocionabas al escuchar a Pablo Milanés o cuando me amenazabas con ponerme a la Abadesa Hildegarda Von Bingen si…

Detalles

Defender la alegría

Hoy me adueño de las maravillosas palabras de Benedetti. Este domingo defendamos la alegría como una trinchera defenderla del escándalo y la rutina de la miseria y los miserables de las ausencias transitorias y las definitivas. Defender la alegría como un principio defenderla del pasmo y las pesadillas de los neutrales y de los neutrones de las…

Detalles

Librando la ausencia

Llegas y te duele mirarla a los ojos. Porque sabes qué tiene dentro. Sabes qué está pensando en ese instante y qué le queda por pensar. Qué le queda por llorar, por arrastrar esa nostalgia eterna imposible de asumir. Pero un día aprenderá a convivir con ella. Aprenderá a recordar sonriendo, aunque a veces rebosen lágrimas…

Detalles